¿Que es la Rinitis Alérgica?

Que es la rinitis alérgica

¿ Que es la Rinitis Alérgica ?

En este post aprenderás lo que es la rinitis alérgica.

Definida como una patología que tiene afección en la mucosa nasal, la rinitis es una de las causas que conduciría a que una persona padezca de asma, sin embargo no es un condicional. Pero cuando esto sucede, la rinitis es capaz de producir diferentes síntomas acorde al tipo de inflamación que se presente el área, estos abarcan los estornudos frecuentes, las secreciones nasales, picazón, obstrucción de las vías nasales y hasta la carencia del olfato. Cabe mencionar que esta sintomatología puede durar más de un día, si se prolonga a  o frecuentemente sucede se debe recurrir al médico ya que podría tratarse de una rinitis alérgica perdurable.

Ya que cada organismo es distinto, las personas que son más sensibles a ciertos elementos existentes en el entorno, como el polvo, son las más afectadas con rinitis. Un factor general del padecimiento de la rinitis se debe a las infecciones virales y bacterianas. Se sabe que entre las causas más comunes que genera la rinitis  se encuentran las alergias, todas aquellas personas las cuales su organismo no tolere el polvo, hongos atmosféricos o los  epitelios de animales domésticos como el gato y el perro serán fácilmente víctimas de una rinitis alérgica.  Del otro lado, también existen causas desconocidas por lo cual una persona pueda sufrir cuadros de rinitis, y esto está ligado exclusivamente a lo sensible que pueda ser el organismo humano de quien contrae esta patología.

A pesar que se mencione con más frecuencia la rinitis alérgica, no es el único tipo de rinitis existente, pero sí de mayor padecimiento. Los otros tipos son la rinitis ocupacional y  la rinitis no alérgica o también conocida como rinitis vasomotora.

Esperamos que este articulo te haya ayudado a entender que es la rinitis alérgica.

Tipos de Rinitis

Tipos de rinitis

Tipos de Rinitis

En este artículo te mostraremos los Tipos de RInitis que existen.

En la vida cotidiana y partiendo desde la casa, el polvo, polen o esporas viajan constantemente por el aire, para algunas personas este aire contaminado no provoca ninguna reacción, sin embargo en personas con inmunología sensible o factores hereditarios este aire les afecta, provocándole alergias en las que se incluyen diferentes tipos de rinitis la rinitis alérgica (RA) y la rinitis estacional. La rinitis es una enfermedad nasal la cual genera una inflamación de la membrana y estructuras internas de las fosas nasales.  Ubicándonos en casa, unos diminutos animales vistos solo a través del microscopio, son  los encargados de producir una rinitis alérgica y estos son los ácaros del polvo que se encuentran en el aire y se inmiscuyen en superficies adherentes comoel colchón, ropa o alfombras. Y en el jardín, el polen y esporas son los encargados de producir una rinitis estacional, como su nombre lo dice, ésta se produce en determinadas estaciones del año, generalmente en temporadas de polen.

Aunque imperceptibles, los ácaros son una de las primeras causas que desatan una rinitis alérgica, la cual no escatima edades para desarrollar su infección y representan el 10 a 15% de personas que la padecen. Combatir totalmente los ácaros es una tarea muy ardua porque siempre en el aire pueden viajar muchas macropartículas que producen alergias, pero una manera es aspirando estas superficies, cambiando y limpiando todas las áreas para que no haya polvo. Pero no solo desde casa se puede contraer una rinitis alérgica y rinitis estacional, también en otras áreas como el trabajo. Las personas que trabajan en fábricas de producción de alimentos como harinas o productos químicos también son susceptibles a desarrollar una rinitis, en este caso denominada rinitis ocupacional.

Los síntomas más comunes de la rinitis alérgica son la congestión y comezón nasal, los estornudos, y el escurrimiento del flujo nasal (los mocos líquidos), además esta sintomatología suele acompañarse con otras en relación al área de padecimiento de la rinitis, como los dolores de cabeza, sensibilidad a la luz, picazón y tos de garganta, ojos u oídos, hasta sangrados o resequedad de la nariz.

Rinitis Seca

Todo en nuestro cuerpo sirve para una función específica, y en el caso de la nariz, aunque a algunos les parezca fastidioso, el flujo que segregan las mucosas nasales son de vital importancia porque protegen las membranas internas de la nariz. Pero cuando esta mucosa se seca o no se produce es cuando se genera una rinitis seca, una enfermedad que provoca inflamación a la mucosa nasal. ¿La causa principal? El abuso de los corticoides nasales. Otros factores son la baja humedad que presente un ambiente, en una oficina o dormitorio pueden darse por la utilización de calefacción; los tratamientos oncológicos o farmacológicos, encontrarse en una edad avanzada.

Cuando una persona sufre de resfriados y presenta una congestión nasal, las fosas tienden a taparse, ocasionando una gran molestia y dificultad para respirar. En el mercado existen muchos medicamentos que alivian esta molestia, cuando es una gripe común o la congestión nasal no es repetitiva ni provocada por una enfermedad como la rinitis perenne, tomar estas medicinas no conlleva a ningún riesgo. Sin embargo, cuando el consumo se debe por padecer de una rinitis alérgica o crónica, y se está auto medicando, esto sí sería grave. Los otorrinos nunca aconsejan el abusar de estas sustancias, por el contrario indican que no debe ser una costumbre el consumirlas porque una de las complicaciones es padecer de rinitis seca.

Esta enfermedad pude generar la aparición de costras dentro de la cavidad nasal y también sangrados que pueden convertirse en hemorragias o infecciones más graves. Se recomienda visitar a un médico especialista en los casos de presentar una rinitis seca y de esta manera ser tratado correctamente.

Rinitis Crónica

Cuando una patología es crónica significa que el cuadro de la misma tiene una duración prolongada, semanas, meses, años o de por vida, en cualquiera de los casos un tratamiento es lo que permite continuar las actividades cotidianas de manera normal o más aliviada. Por ello la rinitis crónica puede ser tratada, ésta complicación de la rinitis se produce cuando las afecciones de la rinitis alérgica o no alérgica han sido tratadas de manera correcta, lo cual ocasiona que la nariz produzca una excesiva y continua secreción de mucosa que puede desfogar por la cavidad nasal o por la garganta, además de presentar obstrucciones que impiden una respiración normal y más síntomas molestos que incluyen la pérdida del olfato, del gusto, audición y sueño.

Los síntomas que genera la rinitis crónica en estos órganos del cuerpo humano se deben a que la nariz se encuentra ligada a los sentidos del olfato y el gusto, además de tener conexión con la zona de la vista, la garganta y los oídos. El diagnostico del padecimiento de una rinitis crónica y tratamiento solo puede darlo un especialista que se ocupe de las áreas de afección, un otorrinolaringólogo es el más indicado, generalmente su diagnóstico se hace cuando la rinitis presenta un cuadro de afección de seis meses en adelante.

Uno de los tipos de rinitis crónica es la rinitis alérgica perenne y es provocada por agentes alérgenos. Entre la sintomatología común de una rinitis crónica se encuentra la obstrucción nasal, malestar del cuerpo acompañado de mialgias, estornudos constantes, generación constante de mucosa líquida, cefalea leve y tos seca.

Espero que este artículo sobre los tipos de rinitis te haya resultado de utilidad.

Síntomas de las Rinitis

Síntomas de las rinitis

Síntomas de las Rinitis

Los sintomas de las Rinitis son de lo más variado. Para cualquier enfermedad, su detección se da mediante la sintomatología del paciente, pero en algunos casos estos no bastan para diagnosticar el padecimiento del mal, esto se debe a que no todos los cuerpos presentan el mismo organismo y no reflejan muchos síntomas. En la rinitis, esto sucede del mismo modo, a pesar que existen algunos síntomas generales no todos padecen de los mismos y además pueden originarse por distintas causas, aunque la más frecuente son las alergias, por este motivo la rinitis alérgica es la más conocida y más tratada.

A continuación, te mostramos los síntomas de las rinitis más habituales:

  • Congestión nasal
  • Estornudos constantes
  • Lagrimeo
  • Picazón adentro y fuera de la cavidad nasal
  • Picazón en la garganta
  • Picazón en la zona de los ojos
  • Presencia de mucosa serosa y de coloración pálida
  • Rinorreas acuosas
  • Tos seca
  • Taponamiento de oídos o infecciones en esa zona.

Muchos de estos síntomas de las rinitis están relacionados a las gripes y resfriados, esto porque estas enfermedades virales son causadas en su mayoría por una rinitis alérgica. Dependiendo del tipo de rinitis que presente una persona, estos síntomas podrán variar, aumentándose más sintomatologías entre ellas pueden encontrarse la pérdida o disminución del olfato, resecamiento del flujo nasal con presentación de costras y hemorragias, presente en el tipo de rinitis seca. Además de ello, una rinitis puede convertirse en crónica o de patología aguda, en este caso los síntomas son dolorosos y la inflamación ocasionada por la rinitis genera dolores de cabeza, en los ojos e infecciones graves, la sinusitis es una de las enfermedades agudas ocasionada por la rinitis.

De todas las causas que pueden provocar una congestión nasal, la rinitis alérgica es la más preponderante y fastidiosa para quien la padece y genera los resfriados, gripas e infecciones, de igual modo los causantes pueden ser en general virus o bacterias ambientales. Todas estas patologías impiden que la persona respire bien y ocasiona picazones en las zonas circundantes a la nariz como en el tabique, las narinas y los ojos. Además, una congestión nasal puede generar la aparición de pequeñas llagas o heridas interna y externamente por limpiarse bruscamente al intentar sacar el moco que se encuentra taponeando la cavidad nasal.

Congestión Nasal

Nadie está libre de padecer una congestión nasal, desde bebés hasta personas de la tercera edad pueden sufrir de ellas. Cuando se produce una congestión nasal lo que ocurre internamente es que los tejidos de las fosas nasales se inflaman, del mismo modo los vasos sanguíneos lo cual impide el flujo normal de la mucosa y generar la sensación de tener un tapón en la nariz. Cuando esto sucede la voz suele cambiar porque su afección llega hasta la garganta, y también puede afectar a la audición e interferir en el estadío del sueño.

Otras de las causas que pueden provocar una congestión nasal son por recurrir a las gotas nasales por una duración de cuatro a más días. A veces las fosas nasales suelen taponearse o congestionarse ligeramente, cuando sucede las personas recurren a estos medicamentos, que de abusar solo complicaría la situación generando la congestión total de las fosas nasales. Continuando, es la aparición de pólipos nasales, la gestación o padecer de rinitis no alérgica (vasomotora) más causas que generan una congestión nasal.

Padecer de Asma

Una enfermedad muy común, considerada crónica pero con muchos tipos de tratamientos que hasta afirman su curación completa, es el asma. Si presenta dificultad para respirar, presenta opresión en el pecho, se agita mucho, y desde su pecho se emite una serie de silbido puede padecer de asma, ya que esta es la sintomatología que deriva a su diagnóstico. Cuando una persona padece de asma dentro de su organismo, las vías respiratorias que son las encargadas de oxigenar el organismo y permiten respirar, se hinchan y se estrechan de tal modo que genera tos, opresión en el pecho y mucho cansancio por caminar distancias promedio.

Los cuadros de tos suelen presentarse durante las mañanas o las noches generalmente, a pesar que la enfermedad no escatima una edad exacta para su desarrollo, su incidencia se da en mayor proporción en menores. En los Estados Unidos por ejemplo, la cifra de personas que padecen asma es de 25 millones de los cuales 7 millones son infantes.

Los agentes alérgenos se encuentran relacionados directamente con esta enfermedad, por ello es común que el asma se desencadene por respirar un aire contaminado con polvo, pelaje de animales como el perro y el gato, sustancias químicas en el aire como el polen, esporas, moho y el humo del tabaco. Otras causas relacionadas son los ejercicios constantes, gripes mal curadas ocasionadas por infecciones respiratorias, la bronquitis aguda es una causa muy común que puede dar paso al asma.

La enfermedad puede ser tratada por medio de pastillas, aparatos que facilitan la respiración, y medicamentos que previenen los espasmos o ataques que produce, los famosos inhaladores es un tratamiento médico reconocido, sin embargo puede desencadenar más molestias. La medicina natural prefiere recurrir al consumo de preparados de miel de abeja y cebolla para desinflamar las vías respiratorias, esto se ha comprobado.

Espero que esta entrada sobre los síntomas de las Rinitis haya sido de tu interés.

Tratamientos para la Rinitis

Tratamientos para la rinitis

Tratamientos para la Rinitis

Para hablar de tratamientos para la rinitis lo primero que el médico especialista (en este caso el otorrinolaringólogo) debe identificar es la causa que ha desatado en un paciente el padecimiento de la rinitis. Al identificar la causa también se identifica el tipo de rinitis, por ejemplo, en el caso del tipo de rinitis alérgica la mayoría de personas que la padecen son las que presentan un sistema inmunológico sensible o han heredado un gen que repele ciertas sustancias como el polvo, el polén o sustancias químicas.

Entonces, empezando por la rinitis alérgica de padecimiento más común en cualquier edad, el tratamiento se centrará en evitar el contacto con los agentes alergénicos que provocarían esta patología que tiene su origen en la nariz. Será necesario limpiar constantemente las superficies de la casa en donde el polvo se pueda asentar, es necesario indicar que el polvo doméstico contiene a un gen contaminante imperceptible, el ácaro. Además limpiar los colchones y almohadas, aspirarlos, y colocarles fundas especiales, éstas deberán ser cambiadas semanalmente y previamente lavadas con agua a temperatura de más de 60°C para matar topo tipo de bacterias. De igual modo aspirar las alfombras o evitar ponerlas en espacios donde pasan más tiempo, por ejemplo la habitación.

Continuando con la rinitis estacional, el tratamiento consistiría en evitar entrar en contacto con las plantas con polen, en las temporadas de polen usualmente es inevitable escabullirse de las afecciones que causa este tipo de rinitis, como la “fiebre de heno”, por ello es necesario visitar al especialista el cual puede medicar pastillas, gotas nasales, cremas o someter a una inmunoterapia alergénica.

Por otro lado, en casos de padecer una rinitis no alérgica, ocasionadas por agentes no alergénicos como el cambio de la temperatura, los corticosteroides son parte del tratamiento, pero siempre deben ser dados por un médico. Así como las causas que desatan este tipo de rinitis, existen otras de las que no se puede tener tratar fácilmente o se tratan con medicamentos que pueden generar efectos adversos, o no generan ningún alivio en personas con rinitis crónica, por lo que una solución definitiva y diagnosticada por el médico tratante es recurrir a una cirugía en donde los pólipos nasales serían eliminados.

Por otro lado, en casos de padecer una rinitis no alérgica, ocasionadas por agentes no alergénicos como el cambio de la temperatura, los corticosteroides son parte del tratamiento, pero siempre deben ser dados por un médico. Así como las causas que desatan este tipo de rinitis, existen otras de las que no se puede tener tratar fácilmente o se tratan con medicamentos que pueden generar efectos adversos, o no generan ningún alivio en personas con rinitis crónica, por lo que una solución definitiva y diagnosticada por el médico tratante es recurrir a una cirugía en donde los pólipos nasales serían eliminados.

Espero que este artículo sobre los tratamientos para la rinitis haya sido interesante para tí.

Remedios Caseros para la Rinitis

Remedios caseros para la Rinitis

Remedios Caseros para la Rinitis

Existen multitud de remedios caseros para la rinitis y nosotros vamos a mostrártelos. La rinitis es una inflamación ya sea por virus o por una reacción alérgica de las membranas internas de las fosas nasales. Las reacciones alérgicas pueden ser causadas por el polen de las flores, pelo o pluma de animales u otros.

Entre sus síntomas más comunes de la rinitis tenemos: Congestión nasal, ojos llorosos o con ardor y estornudos constantes. Como vemos los síntomas son similares a los de resfrío por ello se puede confundir y pasar por alto esta afección.

Un buen dato para diferenciar ambas enfermedades es estar atento a las secreciones, en el caso de las alergias los fluidos son transparentes y acuosos, mientras que del resfriado generalmente posee una consistencia espesa con un color amarillo.

Algunos pacientes que sufren de rinitis también pueden presentar otros trastornos como asma y dermatitis. A continuación te proponemos seis remedios caseros que puedes hacer con ingredientes que encuentres en casa.

Cebolla

Hierve una cebolla entera por diez minutos en medio litro de agua. Luego cuela y toma solo el líquido durante todo el día como agua de tiempo.

Llantén

Para este remedio utilizarás hojas secas de llantén. Hierve en 200 ml de agua las hojas de llantén y deja reposar por unos momentos. Toma tres tazas diarias para que te sientas mejor.

Remolacha

Corta una remolacha picada en cuadraditos y mézclalo con varias hojas de eucalipto. Hierve esta mezcla por cinco minutos en un litro de agua, luego retíralo del fuego. En un espacio cerrado, respira por la noche el vapor de esta preparación.

Espliego y manzanilla

Este remedio tienes que tomarlo en ayunas. Verte en 1 cucharadita de espliego y dos de manzanilla en una taza de agua hirviendo. Deja reposar por diez minuto para luego tomar la infusión caliente.

Alfalfa

La alfalfa tiene grandes cantidades de Vitamina A, y K así como la clorofila que es muy beneficiosa para las personas que están con rinitis. Para este remedio hierve 30 gramos de alfalfa en medio litro de agua por un espacio de diez minutos. Luego retíralo y añade 1 cucharadita de miel y otra de jugo de limón. Beber esta preparación a lo largo del día.

Flor de borraja, tila y salvia

Mezcla 1 cucharada de flor de borraja, hojas de tila, hojas de salvia y otra de gordolobo en una taza de agua. Deja hervir por cinco minutos, deja reposar unos minutos. Toma esta mezcla antes de acostarte.

Esperamos que este artículo con remedios caseros para la rinitis te ayude en el futuro.